depositphotos_87242176-stock-photo-woman-holding-pregnancy-test

¿Pensando en quedarte embarazada?

9 aspectos a tener en cuenta

Lo ideal es que una vez que has (o hayáis) decidido que vais a ser uno más en la familia te prepares para concebir en las mejores condiciones. ( él también debe prepararse, lee en el apartado de papás)

Y es que este viaje empieza unos meses antes de que la prueba de embarazo dé positivo.

De la misma manera que cuando invitas  a pasar unos días en tu casa  a amigos o familiares no empiezas a acomodarlo todo  en cuanto suena el timbre, pues con la preparación de tu cuerpo y mente para la llegada del “invitado más importante de tu vida” ocurre lo mismo.

Preparas tu cuerpo para acoger a tu hija o hijo, y de ello dependerá en gran medida la salud de la que vas a gozar en el embarazo y el bienestar del bebé.

¿Preparada? ¡Empiezo! 

 

1.  Toma un suplemento de ácido fólico.

Debes tomar un suplemento de 400 microgramos de ácido fólico todos los días antes de quedar embarazada y todos los días después, hasta que tenga 12 semanas de embarazo.

¿ puedes conseguir el ácido fólico mediante la dieta?  Sí pero no. Prepararé este articulo próximamente . !no te lo pierdas!

El ácido fólico reduce el riesgo de que vuestro bebé tenga un defecto del tubo neural, como espina bífida, que es cuando la médula espinal del bebé (parte del sistema nervioso ) no se forma normalmente.

A algunas mujeres se les aconseja tomar un suplemento de dosis más alta (de 5 miligramos  todos los días) en los supuestos:

  1. Uno de los progenitores biológicos del bebé tiene un defecto del tubo neural.
  2. Tuviste un embarazo anterior  afectado por un defecto del tubo neural.
  3. Antecedentes familiares de defectos del tubo.
  4. Tienes diabetes
  5. Toma medicamentos para tratar la epilepsia.

2.    Deja de fumar 

Fumar durante el embarazo se ha relacionado con una variedad de problemas de salud, que incluyen:

  1. Parto prematuro
  2. Bajo peso al nacer
  3. Síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), también conocido como muerte súbita
  4. Aborto espontáneo
  5. Problemas respiratorios o sibilancias en los primeros 6 meses de vida
  6. Predisposición del recién nacido a la obesidad en un futuro. Como sugiere un estudio publicado el 18 de agosto de 2020 en Pubmed. (recuerda que si quieres leerlo debes ingresar en el apartado de Divulgación)

El humo de los cigarrillos de otras personas puede dañar a su bebé, así que pídele a su pareja, amigos y familiares que no fumen cerca de ti.

Nota: aquí se entiende que una deja de fumar tabaco y demás drogas, obvio.

3.    Corta el alcohol

No bebas alcohol si estás embarazada o estás intentándolo. El alcohol atraviesa la barrera placentaria  y puede provocar daños a largo plazo en tu bebé.

Los estudios científicos señalan que la opción más segura es la de no beber alcohol en absoluto. Se ha demostrado que los daños no son dosis dependiente, es decir, una copita sí puede dañar.

4. Mantén un peso saludable

Si tienes sobrepeso, es posible que tengas problemas para quedar embarazada y si estás en tratamiento de fertilidad es menos probable que funcione.

Tener sobrepeso ( un IMC superior a 25) u obesidad ( un IMC superior a 30) también aumenta el riesgo de algunos problemas del embarazo, como presión arterial alta, coágulos sanguíneos, aborto espontáneo y diabetes gestacional.

Se recomienda llevar una dieta saludable y hacer ejercicio moderado durante el embarazo.  Es importante no aumentar demasiado de peso, así como no engordar lo suficiente también es un problema.

5.   ¿Qué medicamentos puedes tomar?

No todos los medicamentos son seguros para tomar durante el embarazo o la planificación de un embarazo, ya sean con receta o medicamentos que puedes comprar en una farmacia o tienda.

Habla con tu partera/matrona/midwife u obstetra de referencia si tienes una enfermedad crónica o aguda

6.   Manejo emocional y de pareja.

Una buena salud emocional hará que puedas disfrutar plenamente del embarazo sin agobiarte ni experimentar temores innecesarios.

Manejar el estrés.

las últimas investigaciones científicas apuntan a que las emociones de la madre durante el embarazo también influyen, por lo que además de la alimentación y un buen estado físico, también es importante que la salud emocional de la madre sea buena, tanto para ella como para el bebé.

Los fetos dentro del vientre materno sí tienen sensaciones, sienten bienestar, placer, saciedad, alarma, sobresalto.

Establecer una relación de confianza y comunicación asertiva con tu pareja os ayudará a sobrellevar los momentos difíciles y el día de mañana seréis un buen referente de apego seguro para vuestro bebé.

Busca y encuentra un terapeuta  que os haga un “ curso pre embarazo/bebé” te aseguro que la diferencia  en la calidad de este viaje es notable.

7. Evita los químicos nocivos en tu cuerpo.

La piel es el órgano más extenso que tenemos,  mediante nuestra rutina de higiene e hidratación  absorbemos cantidad de químicos.

Debes asegurarte que esos compuestos no son nocivos, ya que pueden competir con las hormas y ello provocarte alteraciones. A ti y a tu bebé.

Escoger productos adecuados hará que tengas la piel limpia y cuidada y encima no te fastidien por dentro.

8. Alimentación sana.

AAAH la nutrición….

Bueno, en este blog va a ser una constante.

Somos lo que comemos,  esta afirmación que tantas veces has oido no es en vano.

Lo que metes por la boca no siempre significa que sea nutritivo. Aprender a escoger los alimentos adecuados hará que estes sana, evitará enfermedades y conseguirás una gestación  y vida mas placenteras. Y sí, demostrado científicamente, otra constante en este blog.

Asesórate para saber comprar mejor, qué alimentos evitar, como diseñar menús ricos y saludables.

Y sobretodo evita ciertos alimentos por su potencial riesgo abortivo o de malformación:

  1. Quesos blandos con corteza blanca.
  2. Queso blando azul.
  3. Evita algunos huevos crudos o parcialmente cocidos.
  4. La carne cruda o poco cocida es peligrosa durante el embarazo.
  5. Paté
  6. Tenga cuidado con las carnes curadas en frío.
  7. Hígado y productos que lo contengan.
  8. Suplementos de vitaminas y aceite de pescado
  9. no debes comer tiburón, pez espada o marlín.
  10. Mariscos crudos
  11. Cafeína

9. ¡Muévete!

Pues sí, otro tópico, pero no por ello desacertado.

El parto de tu hija o hijo será intenso y mejor  estas preparada. Pero no solo eso, moverte hará que no engordes demasiado, bajara tus niveles de azúcar y de tensión arterial. Además de liberar endorfinas, la hormona de la felicidad.

Con una actividad como el yoga o el pilates, cualquiera que estés acostumbrada a practicar y mejor sino es de alto impacto, evitarás tensiones y dolores musculares propios del embarazo.

posdata

En futuros artículos desarrolaré el tema de la alimentación y los cuidados.
¡vayamos poco a poco!

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
 
 

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email