nutrient-additives-505124_1280

Estoy embarazada ¿ Debo tomar vitaminas?

¿Qué dice la ciencia al respecto?

Una de las preguntas que me realizan con mas frecuencia en la consulta las mujeres embarazadas es si deben o no tomar vitaminas.

Y mi respuesta suele ser siempre: “ si quieres tener un embarazo sano lleva uno estilo de vida y dieta saludables”

Como en cualquier etapa de la vida debes cuidarte comiendo sano, realizando una actividad física adaptada a ti y practicando una buena ecología emocional, más aún en el embarazo y la lactancia.

Asumiendo lo anterior y basándonos en lo que se ha demostrado científicamente NO está recomendado tomar multivitamínicos.

En el estudio publicado en la revista Drug and Therapeutics Bulletin, los autores recomiendan que las mujeres que quieran tener un embarazo saludable y hacer lo mejor por su bebé deben llevar una alimentación sana. Y llegan a la conclusión de que los multivitamínicos para las embarazadas son un negocio que hace que las mujeres desperdicien su dinero, porque sólo deberían tomar suplementos en caso de tener alguna carencia concreta.

¡Ah! Pero ahora bien, como reza esa canción de Jarabe de Palo 

“ depende, todo depende” 🎶  

De según el momento del embarazo en que te encuentres, de tu condición de salud previa a la gestación, de la posibilidad de acceso a comida sana que tengas, ingresos, ganas de cuidarte, etc.

Voy a empezar por lo más sencillo. 

El único suplemento recomendado de forma sistemática según la evidencia científica disponible, es el ácido fólico de  forma pre-concepcional y hasta las 12 semanas de gestación.

El ácido fólico se recomienda para la prevención de los defectos del tubo neural. Más allá de las 12 semanas el sistema nervioso del bebé ya está formado y por tanto seguir tomando el ácido fólico no aportará ninguna ventaja.

Algunos estudios han mostrado que tomar multivitamínicos durante el tercer trimestre de embarazo se asocia a gestaciones más largas con mayor riesgo de inducción. Otras investigaciones han relacionado el exceso de ácido fólico en el embarazo con mayor probabilidad de autismo en los bebés (esto aún no está claro). O por ejemplo, un exceso de vitamina A puede afectar al desarrollo del feto dando malformaciones. 

Sin embargo existen casos donde la recomendación de tomar un complejo multivitamínico  tiene una validez.

¿Y si hay carencias nutricionales ?

Sabemos que gran parte de la evidencia detrás de las afirmaciones de marketing de los suplementos multivitamínicos proviene de estudios realizados en países de bajos ingresos, donde las mujeres tienen más probabilidades de estar desnutridas. Por lo tanto, en esas poblaciones de mujeres donde el acceso a la comida sana no es un hecho, tomar vitaminas aporta beneficios tanto para ellas como para sus bebés.

Las deficiencias en nutrientes clave se han relacionado con diversas complicaciones durante el embarazo y el parto, como preeclampsia, crecimiento fetal restringido, defectos del tubo neural como espina bífida, deformidades esqueléticas y bajo peso al nacer.

Esto ha llevado a que la industria farmacéutica cree un mercado de suplementos multivitamínicos y minerales dirigidos específicamente a mujeres embarazadas y comercializados para proteger su salud y la salud de su bebé.

Los investigadores encontraron que estos productos generalmente contienen 20 o más vitaminas y minerales y son muy caros.No hay evidencia que apoye el uso de multivitaminas.

Lo lógico y recomendable es que la mujer tome únicamente aquel suplemento que requiere, y no un poco de todo por si acaso.

Por lo tanto ¿qué debo tomar?

Ácido fólico y vitamina D

La revisión aportó pruebas sólidas que respaldan la recomendación de tomar 400 microgramos de ácido fólico al día durante las 12 primeras semanas de gestación. Además, para las mujeres con un mayor riesgo de tener un hijo con defectos del tubo neural, están de acuerdo con el consejo de que una dosis diaria de 5 mg es apropiada.

La evidencia para tomar suplementos de vitamina D es menos clara porque pocos de los datos disponibles de los ensayos mostraron algún impacto en la reducción del riesgo de complicaciones durante el embarazo o el nacimiento. Sin embargo, respaldan el consejo del NHS de tomar 10 microgramos al día para ayudar a garantizar huesos y dientes sanos.

“Para la mayoría de las mujeres que planean quedar embarazadas o que están embarazadas, es poco probable que se necesiten preparaciones complejas multivitamínicas y minerales promovidas para su uso durante el embarazo y son un gasto innecesario”, concluye el estudio.

Una dieta variada y saludable

Janet Fyle, del Royal College of Midwives, comenta en un comunicado: “Animamos a las mujeres que están embarazadas o están pensando en quedar embarazadas a tener una dieta sana y variada que incluya frutas y verduras frescas, además de tomar suplemento de ácido fólico cuando sea necesario”.

“También queremos enfatizar que no es necesario que las mujeres embarazadas ‘coman por dos’. Esto es un mito y todo lo que se requiere es una cantidad normal y equilibrada de alimentos”.

Si hasta aquí lo tenemos claro, podremos entender que, si bien es cierto que la industria farmacéutica y algunos profesionales animan y recomiendan a tomar multivitamínicos durante el embarazo y toda la lactancia, es un consejo que no está fundamentado en ciencia,  de ahí la suma importancia que hagas un seguimiento de la gestación con un@ profesional que te informe y aconseje bien, tanto para tu bolsillo como para vuestra salud.

Si hasta aquí lo tenemos claro, podremos entender que, si bien es cierto que la industria farmacéutica y algunos profesionales animan y recomiendan a tomar multivitamínicos durante el embarazo y toda la lactancia, es un consejo que no está fundamentado en ciencia,  de ahí la suma importancia que hagas un seguimiento de la gestación con un@ profesional que te informe y aconseje bien, tanto para tu bolsillo como para vuestra salud.

Conclusión

Enfatizar la importancia que tiene  tomar consciencia y educarnos en obtener los nutrientes a través de alimentos sanos, variados y a ser posible ecológicos.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email