birth-961805__480

Competencias profesionales de una matrona para ejercer la partería.

Según un nuevo estudio publicado en The Cochrane Library, la atención de maternidad que involucra a una partera como el principal proveedor de atención conduce a varios resultados positivos sin efectos adversos tanto para las madres como para sus bebés.

En varios países, como el Reino Unido y Australia, las parteras representan los principales proveedores de atención para las mujeres durante el embarazo, el trabajo de parto y el posparto. En la atención dirigida por una matrona, el énfasis está en la normalidad, la continuidad de la atención y el cuidado de una partera conocida y de confianza durante el trabajo de parto. La continuidad de la atención dirigida por parteras/matronas se brinda en una red multidisciplinaria de consulta y derivación con otros proveedores de atención. Esto contrasta con los modelos de atención dirigidos por médicos, donde un obstetra o médico de familia es el principal responsable de la atención, y con la atención compartida, donde la responsabilidad se comparte entre diferentes profesionales de la salud.

Investigadores del King’s College de Londres, la Universidad de Sheffield Hallam, la Universidad de Warwick y la Universidad Nacional de Irlanda en Galway analizaron datos de 13 estudios en los que participaron un total de 16.242 mujeres. Cuando las parteras eran las principales proveedoras de atención durante el embarazo, las mujeres tenían menos probabilidades de dar a luz prematuramente o perder a sus bebés antes de las 24 semanas de gestación. Se informó que las mujeres estaban más contentas con la atención que recibieron, tenían menos epidurales, menos partos asistidos y menos episiotomías, o incisiones quirúrgicas para reducir el riesgo de desgarro. Finalmente, en los entornos dirigidos por parteras, las mujeres no tenían más probabilidades de tener partos por cesárea, pero tendían a estar en trabajo de parto durante aproximadamente media hora más en promedio.

Con base en estos resultados, los investigadores concluyen que a todas las mujeres se les debe ofrecer la continuidad de la atención dirigida por parteras a menos que tengan complicaciones médicas u obstétricas graves. Uno de los autores del estudio, el profesor Hora Soltani de la Universidad de Sheffield Hallam, dijo: “La percepción es que para obtener la más alta calidad de atención, ellas [las mujeres] deben ser atendidas por un médico experimentado y eso simplemente no es el caso. Las parteras brindan una sensación de normalidad y, al tener una partera que conocen durante el embarazo, permite que la madre se sienta cómoda y a gusto durante el trabajo de parto, lo que a su vez es mucho mejor para el bebé “.

“Los legisladores en áreas del mundo donde los sistemas de salud no brindan atención dirigida por parteras deben considerar la importancia de las parteras para mejorar la atención de maternidad y cómo se puede revisar el financiamiento de los servicios dirigidos por parteras para respaldar esto”, agregó la investigadora principal, Jane Sandall de la División de Salud de la Mujer del King’s College London en Londres.

Fuente: www.who.int/workforcealliance

 

 

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email